Laberintos y el regreso a casa


De pequeña los laberintos  llamaron mi atención,  por sus formas, sus  giros y contra giros. Los observaba sin comprenderlos. Como suele pasar, cuando crecí me olvide de ellos…

Gracias a los mandalas los reencontré, y esta vez fue diferente:

En el verano del 2004 , decidí  divertirme con ellos y tomé el desafío de  inventar, crear, pintar laberintos. Muchos de los diseños dibujados en esa época forman parte de mi libro “Laberintos Mágicos”

Tratando de comprender su significado de una manera más  profunda, hice un paralelismo entre el laberinto y la vida de una persona:

  • Si los laberintos representan el viaje del alma en este plano, ¿que diseño tendría un laberinto cuando el alma llega a la tierra?

Seria un “laberinto”con todas las posibilidades abiertas…

  • A medida  que avanzamos …ante cada elección se van cerrando los otros caminos posibles.

  • Luego pensé, pero si el laberinto simboliza el regreso a casa,  ¿cómo es el regreso a casa?

Entonces descubrí que a veces parece que retrocedemos pero en realidad, siempre estamos avanzando

Así fui comprendiendo que lo más importante es: cómo recorres el camino…

Los laberintos de Borges

Transcurría el año 2012 cuando me zambullí en los laberintos de J.L. Borges.
Conecté con su Laberinto del tiempo

y también con el  Minotauro borgeano:

…”El sol de la mañana reverberó en la espada de bronce. Ya no quedaba ni un vestigio de sangre.

-¿Lo creerás, Ariadna? -dijo Teseo-. El minotauro apenas se defendió.”

…y participé en la Exposición de arte

“El Universo Borgeano”  con la presencia de María Kodama, en el reconocido Belgrano Athletic Club, como artista invitada.

 

 

 

 Los laberintos en el arte

Mi entusiasmo se contagió a las  participantes del taller!
Durante un año o más transitamos los laberintos, creándolos con diferentes técnicas , collage, oleo , acrílicos.

Una  hermosa experiencia para todos!
Percibimos como nos transformaban, mientras nos iban atrapando a nivel inconsciente

De este recorrido increíble y con un compromiso total de las participantes, surge la bellísima exposición “Entre laberintos” en  La Dama de Bollini (2014)

 

“La vida es como un gran laberinto,
debemos descifrar sus señales para transitarlo”
Celina Emborg

 

 

 

 

 

Desde entonces comparto esta riquísima experiencia, dando cursos presenciales y On line

y  dio nacimiento a  “Laberintos mágicos”, un libro que escribí especialmente para aquellos que buscan el camino de regreso a “casa”…

Agradezco al Universo por esta experiencia y a todas las alumnas que me acompañaron y me acompañan en este sorprendente viaje!

Namasté

Celina Emborg

2 Comentarios
  1. Maria cecilia herrera ramirez
    | Responder
  2. Mónica Estela Ciardella
    | Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *